¿Cómo elegir al psicólogo adecuado?

Si estas leyendo estas líneas es por que tú o alguien que quieres no se encuentra bien o esta pasando por un mal momento, y has decidido afrontar por fin esta situación recurriendo a la ayuda psicológica. Bien, para conseguir esta asistencia tienes varias opciones:

Una de ellas es dejarte guiar por la recomendación de un conocido, también puedes contactar con el colegio de psicólogos de tu comunidad y que desde allí te informen sobre los profesionales cerca de tu domicilio, pero la opción más rápida, cómoda y completa como en muchas otras ocasiones es buscar en internet al psicólogo/a adecuado/a. Así que indaguemos en la web del psicólogo en cuestión, a través de unas sencillas indicaciones para saber si es el profesional que necesitas.

La web de psicólogo nos permite conocer quién es él o ella , donde se localiza su consulta, teléfono y algunos otros datos de interés, pero también nos muestra que disciplina o corriente sigue dentro de la psicología, si tiene alguna especialidad, o si cumple o no con los requisitos legales. Además supone una primera toma de contacto que te acerca al profesional y permite ver si te encaja como psicólogo.

Indicaciones básicas que tienes que seguir cuando visites la web del psicólogo/a:

Informarse de que el profesional está cualificado y cumple con los requisitos legales:

  • Comprobar si el profesional es Licenciado o Graduado en Psicología: Parece obvio pero es frecuente encontrar gente que intenta ayudar a los demás con un perfil menos preparado, como por ejemplo cursos de formación o similares.
  • Comprobar que el psicólogo está colegiado: Lo más probable es que en su página web aparezca el sello del colegio o su número de colegiado.
  • Comprobar que el profesional cuente con el Certificado de Habilitación Sanitaria: Puedes fijarte en el sello de autenticación de la comunidad autónoma donde esté localizado el centro en cuestión. Probablemente lo tendrá visible en su consulta y en su web también.

Conocer si tiene alguna especialidad: Ya hemos comprobado en el paso previo que el psicólogo tiene la habilitación sanitaria, esto quiere decir que está preparado para abordar todo tipo de problemas o trastornos psicológicos, como por ejemplo, problemas de ansiedad, de estado de ánimo bajo, autoestima, relaciones sociales, conflictos familiares..

No obstante, siempre es favorable que cuente con formación específica en el ámbito que demandas, especialmente si son problemas de pareja, problemas sexuales, de alimentación, adicción a sustancias, trastornos de personalidad o problemas infantiles concretos.

Informarse también del tipo de terapia que realiza: Dentro de la psicología moderna existen varias corrientes psicológicas que determinan el tipo de terapia que el psicólogo imparte a sus pacientes, que el psicólogo adopte una disciplina u otra suele ir en función de la escuela donde haya adquirido sus conocimientos.

En la actualidad algunas de las terapias más conocidas son: Mindfulness, Psicoanálisis, Sistémica, Gestalt, Cognitivo-Conductual.

Todas estas terapias tienen el mismo objetivo, restablecer la salud y el bienestar del paciente, todas ellas tienen resultados favorables en la práctica clínica, pero es cierto que hoy en día la corriente que cuenta con mayor rigor científico es la Cogntivo-conductual.

Espero que con estos sencillos consejos puedas encontrar al psicólogo que mejor se adapte a tus necesidades. Si ya has pasado por este proceso y tienes alguna experiencia que compartir que ayude a los demás en su proceso de elección, no dudes en añadir tu comentario.

2018-11-11T19:18:05+00:00

Sobre el autor:

Licenciada en Psicología. Especialista en problemas emocionales, problemas de pareja y sexología clínica.

Deja tu comentario aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.