Somatizatización o síntomas físicos de la ansiedad

Debido a la estrecha relación que tiene nuestro cerebro con el sistema nervioso y este con el resto de partes del cuerpo, la ansiedad tiene una lista interminable de sintomas físicos.

Mucha gente me pregunta si esta sintomatología está directamente relacionada con la ansiedad y en muchos de los casos es así, aunque es verdad que también lo son de otros problemas médicos.

Dicho esto, no hay que alarmarse, pero sí es importante que conozcáis cuáles son los síntomas físicos o cómo se somatiza la ansiedad.

Como la lista es muy larga, vamos a exponer las principales sensaciones físicas que coinciden con un estado de ansiedad:

  • Sensación de ahogo y falta de aire.
  • Palpitaciones o taquicardia.
  • Temblor, sudoración y sensación de mareo.
  • Tensión y rigidez muscular.

Aunque son menos frecuentes, hay síntomas que también están ligados a la ansiedad pero no tan directamente como los anteriores. No por ello, son menos importantes cuando la persona los sufre directamente, estos síntomas son los siguientes:

  • Tinitus (Pitidos o zumbidos en los oídos).
  • Dolor esternal.
  • Bostezo contínuo.
  • Vértigos.
  • Fasciculaciones. ( Pequeñas contracciones o espasmos musculares que se dan en la cara y en el cuerpo)
  • Piernas débiles.
  • Pies fríos.
  • Vejiga hiperactiva.
  • Hormigueos en los brazos.
  • Cefaleas tensionales.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Costocondritis. ( Inflamación del cartílago que conecta las costillas superiores con el esternón).
  • Necesidad de masturbación.
  • Sarpullidos.
  • Necesidad de comer continuamente.
  • Necesidad de fumar continuamente.
  • Vision borrosa.
  • Disnea. (Dificultad para respirar que lleva al sobresfuerzo para coger aire ).
  • Dolor de garganta
  • Arritmias ( Latidos del corazón a un ritmo irregular).
  • Bloqueo mental.
  • Disfagia ( Dificultad o imposibilidad para tragar):
  • Perdida y aumento de peso.
  • Molestias en el ano.
  • Tos nerviosa.
  • Caída de pelo.
  • Debilidad muscular.
  • Náuseas.

Casi todas las personas suelen tener algún episodio de ansiedad en su vida y puede ser algo normalizado. El problema se puede agravar si estos síntomas se dan frecuentemente y de forma continuada, pudiendo derivar en un trastorno.

Si ves que estas en esta situación, puedes pedir ayuda a un profesional para que te realice un tratamiento psicológico específico para problemas de ansiedad.

2018-11-11T19:30:11+00:00

Sobre el autor:

Licenciada en Psicología. Especialista en problemas emocionales, problemas de pareja y sexología clínica.

Deja tu comentario aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.